miércoles, 23 de septiembre de 2015

¿Estoy delatando que soy Ana?

Los padres día con día están más apegados al Internet y otros medios, por lo que es normal que acudan a el para conseguir ayuda
Tal vez sientes que tu madre o tu padre están sospechando que algo no anda bien, aquí algunas de las cosas que encontré en una pagina, la cual nos delatan a nosotras en nuestro camino a la perfección

1. Restringir crecientemente el tipo de alimentos ingeridos: se suele empezar repudiando las comidas grasas (embutidos, carnes y pescados grasos) o con altos contenidos en hidratos de carbono (pastas, pasteles y pan).
2. Prolongar mucho el tiempo dedicado a comer y “marear” la comida en el plato hasta que el resto de comensales hayan abandonado la mesa y puedan deshacerse con facilidad de la comida “sobrante”.
3. No guardar reposo tras las comidas: iniciar presuntas actividades en el cuarto que involucran ejercicios extenuantes, salidas a la calle que van destinadas a agotarse caminando o corriendo.
4. Ir al baño justo en el tiempo posterior a haber comido y permanecer el tiempo suficiente para provocarse el vómito. Estas conductas se suelen acompañar de ruidos de agua corriente u otras estrategias para evitar delatarse acústicamente en el proceso de forzar el vómito.
6. La cara engaña: deben observarse áreas del cuerpo en que el hueso se vuelva prominente. En muchas ocasiones, el vómito repetitivo agranda el tamaño de las glándulas parotídeas y esto concede una cara redondeada que contrasta poderosamente con el cuello y con el resto del cuerpo.
7.Presentar cambios de carácter: más retraimiento, más irritabilidad, más apatía, especialmente cuando se aborde la posibilidad de celebrar comidas familiares, reuniones en que se vean forzadas a “transgredir” su dieta, o donde la comida esté demasiado presente.
8. Mostrar interés en búsquedas de páginas en Internet, revistas y libros, constantemente dirigidos a dieta, recetas de cocina y nutrición. Con frecuencia las personas con trastornos de conducta alimentaria gustan de cocinar para otros.
9. Las conductas extremas expresan los dos polos de la enfermedad: la anorexia se acompaña de perfeccionismo, meticulosidad, restricción de los contactos sociales y sexuales, así como de conductas obsesivas en relación con las calificaciones académicas o los objetivos en el trabajo; las conductas por atracones y purgas se inscriben en personalidades más caóticas y desinhibidas.
10. Aunque suele ser un paso tardío, que se produce cuando la pérdida de peso es ya prominente, las alteraciones menstruales en términos de irregularidad o ausencia tras un período de normalidad tras la menarquia, deben ser materia a investigar.
El ganarse la confianza es lo mejor, tenemos que hacerlo para poder ser princesas

No hay comentarios:

Publicar un comentario