martes, 22 de septiembre de 2015

Cuando tus padres son difíciles de engañar

Muchos de nosotros tenemos padres los cuales saben muy bien como descubrir las mentiras, o no son tan desinteresados y se preocupan por nuestra comida

En diversos blogs Ana nos cuentan como engañar a nuestros padres de diversas formas, yo he tenido que hacer mis propios trucos :c

Aquí les van algunos de ellos:


  • Cuando vallas a la escuela, arréglate primero y levántate unos minutos mas tarde; esto hará que no ''alcances'' el desayuno ya que se te esta haciendo tarde: Puedes decir algo como ''Voy a llevarme el desayuno'' ''Ahí preparan desayunos'' 
  • Cuando estaba pequeña tenía problemas en el estomago cada vez que cenaba. Lentamente ve metiendoles la idea a tus papás de que la cena te hace sentir incomoda en la noche; para que te crean pon una alarma como a la 1 o 2 de la mañana y ve al baño, así te creerán y no te obligaran a cenar cosas que te hagan daño 
  • Empieza a ayudar en la casa, sirve los platos y la comida, entonces sírvete menos y esparce la comida alrededor del plato, de forma que se vea más (También puedes utilizar platos más chicos)
  • Esta es una clásica; empieza a salir con tus amigos mucho más, diles a tus padres que ya comiste ahí o que te lleno las golosinas que comieron
  • Tienes que empezar a llevarte mejor con tus padres. Esto es importante para que empiecen a tener más confianza en ti y crean que tu nivel de madurez ha subido; de esa forma creerán en tus palabras, créeme, va llegar el momento en que ni te preguntan por la confianza que te tienen
  • Y por más que nos duela hacerlo; tenemos que cenar, desayunar o comer cosas del hogar  minimo una vez al mes. Tenemos que comprar chucerias y comerlas enfrente de ellos por lo menos una vez al mes. Ellos NO son tontos, se darán cuenta que no comes, para eso tenemos a Mia :)

¡Espero que haya sido de su ayuda, adiós princesas y príncipes!


No hay comentarios:

Publicar un comentario